Triatlón de Portocolom

Hola!

El pasado domingo pude probar la media distancia, la primera prueba en la que me presentaba con un bicicleta de contrarreloj, el triatlón de Portocolom, 1km agua-100km ciclismo-10km carrera. Una bonita carrera, con una tremenda organización y mucha historia en Baleares. Una gran experiencia que recordaré por su dureza.

La natación se realizó con neopreno y con salida desde el agua. Me situé lo más a la izquierda posible con el objetivo de nadar desde el principio sin golpes, y así fue como pude nadar todo el tramo, en cabeza y a mi ritmo, con otro triatleta colocado a mis pies. Una vez fuera del agua y con unos pequeños problemas para sacarme el traje, pude plantarme delante de mi bicicleta. Tras ponerme casco, gafas y dorsal, me dispuse a correr con la bicicleta en mano. Aún no se debido a que causa, se me cayó la bici. Tuve la mala fortuna de pisar con el pie izquierdo el plato, hacerme un corte entre dos dedos, perder 3 de los 5 geles que llevaba,y el bidón de agua. Como si se tratase de un triatlón olímpico, continué sin pensar, olvidando el bidón y la mayoría de geles. Poco después, tras revisar el corte del pie y que la rueda trasera no estuviera frenada, ya me puse en marcha a pedalear.

Tras los ánimos de mis conocidos y familiares, afronté los primeros kms de subida. En cuestión de pocos metros, me pasaron dos triatletas muy rápido, uno acoplado y otro de pie, intenté imitar a los dos a ratos, pero era imposible, mi cuerpo y cabeza solo me permitían ir sentado sin acoplarme. A partir de ese momento empezaron a pasarme muchas personas, puede que unas 45 entre hombres y mujeres, a pocos podía seguir aunque fuesen unos minutos. Ya finalizada la primera vuelta de 50kms, me quedé sin compañía, para poder empezar a estudiar la situación con calma. Me bajé de la bicicleta, y llegué a la conclusión de que el problema era el dolor de piernas, una zona lumbar muy cargada, y la rueda delantera frenada. Ya más relajado y con el problema mecánico solucionado, continué poco a poco siguiendo la estela de una chica durante 30kms. Finalmente, los últimos 10kms de ciclismo, noté más fuerza en la piernas, y pude empezar a recuperar posiciones.

Los 10kms a pie fueron una continuación de los últimos kilómetros en bici, recuperar posiciones marchando a mi ritmo, hasta que al fin, después del último punto de giro, empecé a relajarme al ver la imposibilidad de adelantar más gente. Creo que pude recuperar 35 posiciones en total, a pesar de que la clasificación refleja mal mi momento de llegada.

La experiencia fue tremenda, momentos después de llegar a meta me temblaba el pie izquierdo del dolor, y apenas podía agacharme/sentarme/levantarme, tenía el cuadro lumbar mal. Por suerte, con ayuda de mi padre, que me calzó y cargó de mi material, pude llegar a casa ya con el estado de ánimo más restaurado.

Puede parecer graciosa una crónica tan larga para 4 horas de carrera, pero ha marcado. Ahora solo queda poder a correr cuando el corte del pie lo permita. La próxima prueba es el Triatlón de Elche, en una semana, competición en la que contaré con más experiencia, a pesar de no llevar la preparación o confianza suficiente.

Un saludo a todos.