Esguince de Tobillo

Tras la última entrada del blog a finales de julio, se presentaban unas buenas semanas para preparar el Campeonato de España de Triatlón, siempre teniendo presente el gran nivel de la prueba. Participé en acuatlón del CN Arenal que pude finalizar 1º, y al día siguiente me atreví con el triatlón de Soller, pero pinché una rueda marchando primero, las cosas marchaban bien. Desgraciadamente, un esguince de tobillo, que me alejó de una buena rutina durante dos semanas, sin correr y poca bici, además de otros asuntos familiares, hizo el tiempo volar, hasta el punto de dudar en si participar el 7 de septiembre.

Por fortuna, con una familia y un grupo de entrenamiento que me anima, puedo estar de nuevo en el camino, ahora ya con el único objetivo de presentar una buena versión de Fidalgo en los triatlones de septiembre y octubre. Tras el campeonato nacional parecen interesantes el Garmin de Barcelona o algún otro.

tobillo

Las carreras a pie supersónicas ni se me pasan por la cabeza, pero gracias a la ayuda del jefe y la escuadra que dan intensidad a los entrenos día a día, me atrevería a decir que llevo una de las nataciones más sólidas que he tenido (no siendo nunca nadador) y una buena bici ( lejos de subir puertos a fuego), con una carrera latente que saldrá a medio plazo. El tiempo dirá, nunca he sido de poner como objetivo el puesto final en una competición, y esta vez sería insensato.

Solo me queda agradecer a Ángel Salamanca y a Emilio Martín su compañía esta semana, siempre serán bienvenidos en Mallorca.